Pasión por Cádiz

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain
"Ab origene one semper fidelis, in perpetuam, semper et ubiquem Gades. Qui poters capere, capiat"

sábado, 8 de diciembre de 2012

Los niños del paraguas, del Parque de Genovés.

La historia de la fuente de los niños del paraguas del Parque de Genovés.

Cuando paseamos por el Parque de Genovés, rara es la ocasión en la que no nos detenemos junto a la fuente de los niños del paraguas ya sea para verla, fotografiarnos junto a ella o para admirar el precioso rincón de inspiración romántica decimonónica donde está ubicada.





Esta fuente de los niños del paraguas, atribuida equivocadamente a Mariano Benlliure, (que sólo dejó en la ciudad la llamada "Fuente de los niños" destruida vandálicamente en la década de los '70 del pasado siglo), tiene su pequeña historia y una proyección internacional que muy pocas personas conocen, fué donada por la ilustre, gaditana y benefactora Familia Aramburu a comienzos del siglo XX, y que anteriormente (hasta 1907 aproximadamente), lució en el patio principal de la casa-palacio de dicha familia sita en la Plaza de San Antonio, por tradición oral sabemos que fué adquirida en París con ocasión de un viaje de negocios.   Cuando pasó al patrimonio ciudadano fué colocada en el Parque de Genovés aunque no en su sitio actual sino justo a la puerta de entrada que existe en el Paseo de Santa Bárbara, para pasar en la década de los 60 del pasado siglo al lugar donde todos la conocemos.



Los niños del paraguas del Parque de Genovés se llaman Pablo y Virginia, están inspirados en la novela del mismo nombre y escrita por Jacques-Henri Bernardin de Saint-Pierre, que fué publicada en 1787.  Los protagonistas son dos amigos de la infancia que se enamoran inocentemente pero terminan muriendo de forma trágica cuando naufraga el barco "Le Saint-Geran" en el que viajaban, todo ello está basado en un hecho real que sucedió en el año 1744.  También, a raíz de esta novela, el compositor italiano Gianandrea Gavazzeni compuso en 1935 una ópera basada en esta obra literaria, que tituló "Paolo e Virginia".

Existe en París, en el llamado 'Jardín des plantes', jardín botánico, un monumento al escritor en cuya base figuran también nuestros niños, Pablo y Virginia, acompañados por un perro y no por un paraguas, y ya como adultos.


24 comentarios:

  1. Genial e interesante como todas las historias que cuentas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía esa historia,pero sí he paseado por allí y hasta tengo fotos en ese precioso parque¿porqué le pusieron parque Genovés?

      Eliminar
    2. El Parque de Genovés debe su nombre a don Eduardo Genovés, alcalde, presidente de la Diputación, senador, hijo adoptivo y benemérito de Cádiz y poseedor de numerosas distinciones.

      Eliminar
    3. Gracias por tu visita Andrés, siempre es agradable comentarios de personas como tú.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho como ha quedado, deja la información que gusta ver, y no de una forma pesada, te felicito! ¿Sabes que la obra Paolo y Virginia es uno de los cantos a la sociedad francesa que terminaba, la del antiguo régimen, en contra de sus desigualdades y de la esclavitud? es muy bonito que en Cádiz conservemos una alusión a esa obra, en la cuna de la libertad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación que complementa a la perfección la entrada dedicada a la fuente de los niños del paraguas.

      Espero tus visitas y sobre todo tus comentarios en la entrada que creas conveniente, a tu absoluta libertad.

      Eliminar
  3. ¡Qué interesante y entrañable me resulta la historia de esta fuente! Gracias por estos detalles de la historia de la ciudad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Este interesante artículo nos corrobora que cada rincón de Cádiz tiene su historia. Esta es una preciosa y desconocida historia para muchos gaditanos. Gracias por enriquecer aún más los paseos por el parque.

    ResponderEliminar
  5. Hable de lo que hable, querido Brigadier, siempre nos descubre alguna historia que no conocemos, algún hecho que se nos escapa, o algún detalle en el que no habíamos reparado.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, yo también tengo varias fotos echas junto a esa fuente. Es muy bonita y no sabía que fuese unida a una historia tan triste. Gracias por compartir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. muchas gracias, recuerdo esta fuente de mi ultimo viaje a Cadiz.

    Nitai

    ResponderEliminar
  8. Interesante historia, no la conocía aun siendo uno de mis rincones favorito del parque.

    ResponderEliminar
  9. Fantástico blog, enhorabuena. En cuanto a la historia de la fuente, ¿Se puede desvelar la bilbiografía? Me sería muy útil. Muchas gracias y sigue con esta pasión que tanto nos gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay una bibliografía en sí, el texto en este caso está redactado por mí, aglutinando un folleto cedido por un comercio, un recorte de prensa de los años 60 del que desconozco la fecha exacta, algo de mi propio conocimiento de la fuente.

      En lo concerniente al escritos francés, está en internet en varias páginas, sólo le dí forma a lo que me interesaba publicar.

      Aparte de todo, el artículo se complementa con un comentario muy acertado de Miguel Díaz escrito el 8 de Diciembre de 2012.

      Espero haberte sacado de dudas. Un saludo.

      Eliminar
  10. Se suele decir que se quiere lo que se conoce. A este paso tu pasión por Cádiz será nuestra pasión por Cádiz, que de hecho, ya lo es. Gracias por hacernos ver lo que no se ve.

    ResponderEliminar
  11. Recién conozco este blog, me encanta leer la historia de mi Cádiz, curiosa esta de los niños del paraguas, ahora cuando me pare frente a ella sabré sus orígenes, gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  12. Bonita historia... cuantas veces he paseado por su lado y algunos fotos me hice y algunas en grandes acontecimientos de mi vida,,, gracias por el relato.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta. Tengo una foto con mi hija a los pies de esa fuente que ya de por sí me pareció preciosa cuando la vi, pero ahora la admiro mucho más al saber su historia. Estoy deseando volver a sentarme junto a ella con mi hija para contarle su historia. Soy de Jédula (Arcos de la Frontera) y me encanta Cádiz y todo lo que representa y tengo que decir que su blog me ha fascinado y que me tendrá por aquí muy a menudo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea bienvenido Germán, me alegro que le guste el blog y sobre todo nuestra ciudad que también es suya. Suelo hacer una o dos entradas mensuales porque no puedo dedicarle demasiado tiempo a la página, aparte de que me gusta preparar las cosas que publico lo mejor que puedo.

      Eliminar
  14. Gracias por estos datos. He leído el libro y he escrito una reseña en mi blog basándome en este lugar emblemático de Cádiz y en la información que tu aportabas (he hecho referencia a tu blog en mi entrada y he dejado el enlace de él en mi entrada). Gracias de nuevo y enhorabuena. Un blog precioso.

    P.D. Aquí el enlace a la entrada que he escrito: http://laspalabrasquedescribenmimundo.blogspot.com.es/2015/10/paul-et-virginie.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífico blog que ya he visitado, también lo tengo en el índice de favoritos.

      Eliminar
  15. Siempre me ha interesado conocer la historia de los paragüitas del parque de Genovés .Gracias por contármela y como la relatas se nota que es desde el corazón ,como no puede ser de otra forma, ¿Crees que algún día su amor lo contemplaremos de forma adulta como en Paris ?.Sería bonito ,,a que si,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lees el comentario de Leticia Trigueros arriba del tuyo, verás que hay mas datos de Pablo y Virginia. Estoy seguro de que te gustará su historia.

      Gracias por tu visita, te espero siempre que quieras.

      Eliminar